Instituto Pedagógico para el
Desarrollo Integral "Crear"

Tips Nota Saludable

Publicado 27 Noviembre 2018

¿Cómo afrontar la perdida del año escolar padres e hijos?

Se acerca el fin del año escolar y para algunos estudiantes y padres de familia es un momento de tensión al enfrentarse a la posibilidad de haber perdido el año.

Para Claudia Cely Serrano, psicóloga social dedicada al ámbito educativo, este debe ser un proceso al que se le haga un seguimiento pues el estudiante afectado puede experimentar sentimientos como frustración, tristeza en abundancia, angustia por lo que puede pasar, ansiedad por las amenazas de los padres e incluso llegar a algún episodio de depresión donde la opción del suicidio pasa por sus mentes.

La profesional afirma que “También es común que los adolescentes especialmente se escondan en otras actividades como fumar, beber, dormir en exceso, donde buscan evadir la situación” Es importante recordar que no todas las personas reaccionan de la misma manera hacia un mismo evento.

Todo esto es un choque emocional para el estudiante y para el conjunto familiar, es por esto que como padres deben escuchar a su hijo/hija y tratar de entender las razones por las cuales se presentó la perdida de año es importante. De acuerdo a la razón por la cual se perdió el año, los padres deben tomar las determinaciones necesarias, sin embargo, evaluar antes de ejercer un castigo físico o verbal, pues en ese momento se necesita un espacio reflexivo que realmente contribuya a la situación que se está viviendo, es fundamental que los papás no expresen su disgusto con palabras descalificadoras como “bruto, ignorante, irresponsable”, entre muchas otras que no aportan nada y si hacen sentir frustrado al menor.

¿Qúe pueden hacer los padres de familia?

Evaluar el acompañamiento brindado a los estudiantes, realmente ¿el padre o madre de familia estuvo al tanto del proceso académico de su hijo/hija? De no ser así, es importante tomar acciones preventivas.

Brindar un espacio reflexivo en donde se logre determinar consecuencias de la pérdida del año, sin desmeritar, culpar o intimidar al estudiante.

Evitar pensar en retirar al estudiante del colegio y dejarlo desescolarizado.

Tener una actitud de escucha.

Evitar castigos en donde toda la familia termina afectada, por ejemplo, cancelar las vacaciones familiares, esto no funciona.

Motivarlo/a.

¿Qué pueden hacer los hijos/hijas?

Brindar soluciones a los padres de familia.

Evitar la deserción académica o pensar en instituciones semestralizados.

Debe haber una actitud reparadora por parte de los estudiantes.

Entender las consecuencias de la pérdida del año.

Exponer a los padres de familia las razones por las cuales se perdió el año.

Tener una actitud de escucha activa.

La situación debe generar un aprendizaje, por tanto, cambiar los malos hábitos.

Trabajando en equipo se podrán replantear hábitos de estudio, acompañamiento de padres de familia y determinar cuáles son las dificultades académicas persistentes en el/la estudiante para trabajar en ellas y generar acciones preventivas para los años que vienen.

Fuentes de referencia:
(Vanguardia, 2016) Tomado de: www.vanguardia.com.
(Gente de cabecera, 2011) Tomado de: www.gentedecabecera.com.